Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuest

Carcelén

Carcelén es un municipio situado al este de la provincia de Albacete, en la comarca de La Manchuela, lindando con la provincia de Valencia.
Su término municipal cuenta con dos zonas geográficas claramente diferenciadas, y con una abrupta transición entre ambas. La parte septentrional del municipio la ocupa una planicie, correspondiente al límite oriental de la amplia llanura manchuela, ocupada por amplios cultivos de secano.
Al sur el municipio está ocupado por la llamada Muela del General o de Carcelén, con altitudes superiores a 1.100 m, y que se halla cubierta de bosques y matorral.
En principio, Carcelén era una pequeña aldea de la villa de Almansa, pero en 1260 fue añadida al obispado de Cartagena.
Más tarde, Don Juan Manuel cedió esta villa a su hijo Sancho.
En el siglo XIV, el concejo de Jorquera intentó recuperar Carcelén, pero el 9 de abril de 1398, un mandato real dictaminó que la villa fuera devuelta al Marquesado de Villena, concediéndole todos sus derechos.
Una aproximación al marco histórico de este hecho nos sitúa en el tiempo en el que Don Juan Manuel, dueño del señorío de Villena, le entregó Carcelén a su hijo natural, Sancho Manuel, para proporcionarle los recursos económicos necesarios para vivir y, a la vez, para que atendiera a la repoblación de sus desiertas latitudes.
A causa de enfrentamientos sucesorios en la corona castellana, los miembros de la familia de Manuel cayeron en desgracia y tuvieron que huir de Castilla dejando sin protección sus tierras. Fue este el momento en que Jorquera, en un golpe de fuerza, se apoderó de Carcelén, pues siempre había sido su aldea y, por tanto, creía justificado recuperarla.
Después de muchos años de intentos y pleitos, el 9 de abril de 1398, la última sucesora de Sancho Manuel, su hija Doña Constanza, consiguió un mandato real para que la villa le fuera devuelta. Así las cosas, el concejo de Jorquera no tuvo más remedio que obedecer las órdenes de su Señor, Don Alfonso de Aragón, que por entonces era el propietario del Marquesado de Villena, y procedió a devolver a Carcelén sus derechos territoriales y jurisdiccionales.
El pergamino, firmado por los miembros del concejo de Jorquera, en el que se reconocía la independencia de Carcelén, estuvo mucho tiempo custodiado en el archivo municipal, pues era preciso no olvidar el compromiso adquirido entre ambas villas en caso de nuevas desavenencias. El documento se perdió en el saqueo a que fue sometido en tiempos de la Guerra de Sucesión. No obstante, se ha podido recuperar una copia literal hecha en el siglo XVIII.
La población de Carcelén se dedica principalmente al cultivo de secano, donde destacan el olivo y el almendro, y también, en menor medida, al cultivo del cereal.
En la villa de Carcelén se encuentra la iglesia parroquial de San Andrés Apóstol, reformada a finales del siglo XVIII, y que aloja algunas imágenes de los siglos XVII y XVIII.
La ermita del Cristo de las Eras es una construcción barroca de los siglos XVII y XVIII, que posee un magnífico Crucificado del siglo XVI, además de otras imágenes de valor.
El castillo-fortaleza de la villa de Carcelén puede que fuese construido en el siglo XV, aunque ha sufrido numerosas reformas hasta llegar al estado actual. A día de hoy es sede de la biblioteca municipal.
Entre los aspectos de valor que cabe destacar de Carcelén se encuentra la amplia red de manantiales y fuentes naturales que nutren de agua a la población, y que permiten el riego de huertas tradicionales.
Carcelén cuenta con una red de senderos de pequeño recorrido para permitir el mejor conocimiento de su patrimonio natural y cultural.

Para ampliar haga click sobre la imagen.