Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuest

Casas de Ves

La población de Casas de Ves, situada entre los ríos Júcar y Cabriel en la comarca de La Manchuela, fue fundada por vecinos de Villa de Ves a raíz de que ésta fuera nombrada Villa y se le otorgase el privilegio o fuero de Ves por el Rey Alfonso X “el Sabio” el 22 de Febrero de 1.272. Aprovechando las ventajas del fuero concedido, vecinos de Villa de Ves construyeron las primeras casas de labor, en el antiguo barrio del Romeral, en la zona de llanura, que paulatinamente fue creciendo en importancia y prestigio a la vez que Villa de Ves lo iba perdiendo. Así, poco a poco, se fue estableciendo una aldea que en 1.572 ya era conocida como el “lugar de Casas de Ves”. En 1.743 el alcalde mayor toma posesión y fija su residencia en la aldea de Casas de Ves, empezando a figurar en los documentos públicos la denominación de “Villa de Casas de Ves” sin que exista ningún acuerdo o documento fehaciente de ello. Es en 1.810, en virtud del Real nombramiento del alcalde mayor, cuando se considera oficialmente a Casas de Ves como Villa, pasando Villa de Ves a ser aldea de aquella.
En 1.820 se segregaron Villa de Ves y Balsa de Ves para pasar en 1.823 a unificarse de nuevo los tres municipios en uno. Es en 1.838 cuando Villa de Ves se vuelve a separar y en 1.844 lo hizo Balsa de Ves, quedando así establecidas definitivamente sus jurisdicciones.
Hasta la década de 1960 Casas de Ves tuvo un crecimiento continuo llegando a superar los 2.300 habitantes, en la actualidad no supera los 700.
Destacan en Casas de Ves numerosos monumentos como: la Casa Consistorial, de 1.803, el rollo de jurisdicción o cruz de San Antonio, de 1810, la Iglesia de Santa Quiteria del siglo XVI, el arco de San Antonio, de 1.932, la ermita de la Encarnación, de 1772 y la ermita de San Antonio, de 1.748.
No podemos dejar de hablar del entorno natural del municipio en el que podemos encontrar parajes extraordinarios como El Tranco del Lobo, la ribera del Cabriel, las Salinas de Lázaro y otros manantiales minero-medicinales (Baños del Cuco, Manantial de la Salaboreja, etc.)

Para ampliar haga click sobre la imagen.