Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuest

Alcalá del Júcar, la joya de la Manchuela

Si te gusta la belleza natural y la historia el pueblo de Alcalá del Júcar seguramente será un destino que no querrás perderte. Es uno de los pueblos más singulares de la provincia de Albacete. Fue declarado Conjunto Histórico – Artístico en 1982 por Real Decreto.

Recorrer este pueblo es una visita a la historia y una oportunidad para conocer un entorno rural con una gran riqueza de patrimonio. Se encuentra situado a orillas del río Júcar, de ahí su nombre. Dentro de los principales atractivos que puedes encontrar en esta zona se encuentra una garganta dibujada por este río que acaba siendo uno de los principales atractivos de Alcalá del Júcar. Debido a la particular orografía y a la acción de este río, las casas de Alcalá del Júcar se extienden a lo largo de la ladera.

Las calles de este pueblo son estrechas y están formadas por viviendas pequeñas y escaleras escarpadas, así como huertecillas. Se podría decir que es uno de los pueblos más bonitos de España.

La Manchuela Albaceteña

Se trata de una comarca que se encuentra en la zona noroeste de Albacete limitando al norte con Cuenca y al Este con el valle de Cofrentes. Esta comarca, la Manchuela, es una de las más visitadas de Castilla La Mancha ya que la influencia árabe, romana e íbera en sus calles ha generado un rico patrimonio histórico y cultural.

Si te gusta la aventura y hacer un recorrido por zonas rurales únicas puedes participar en uno de los múltiples itinerarios que pueden hacerse en esta comarca. Hagas cual hagas el punto de partida o llegada siempre será Alcalá del Júcar.

Qué ver en Alcalá del Júcar

En Alcalá del Júcar puedes encontrar un sinfín de actividades de ocio y tiempo libre que puedes hacer en diferentes puntos del entorno. Algunos de los monumentos más destacados que puedes encontrar son la Ermita de San Lorenzo, el Castillo, La iglesia de San Andrés, el puente romano o la plaza de toros.

Gracias a la belleza de la zona y a la gran cantidad de propuestas para hacer, Alcalá del Júcar ha sido galardonada con numerosos premios. Uno de los premios más emblemáticos es el que recibió en 1986 por su iluminación artística, este premio fue concedido por la casa Philips.

Los monumentos más destacados de la zona los exponemos a continuación.

 

 

Casas cueva

Uno de los atractivos más destacados lo representan las casas cueva que ofrecen una peculiar forma de vivir y en las que puedes disfrutar de unas vistas impresionantes. Estas casas se encuentran colocadas en el peñón donde se encuentra asentado el pueblo.

Estas casas se construyeron en 1905 con la finalidad de ser corrales, palomares o alacenas. Son propiedad de Juan José Martínez también llamado El Diablo y han sido remodeladas y ampliadas hace unos años. Actualmente, albergan en su interior un bar, un restaurante y una discoteca. También encontramos las famosas Cuevas de Masagó, igualmente imponentes. 

Algunos rasgos que caracterizan a estas casas son que mantienen la temperatura todo el año así que tiene unas vistas al río muy impresionantes.

 

 

La ermita de San Lorenzo

La ermita de San Lorenzo está localizada en un montículo al margen del río. Está diseñada en estilo neoclásico y en 1742 fue restaurada en la zona de la cúpula y la torre a consecuencia de un hundimiento. Fue acabada de construir en 1805.

El valor de esta ermita para los lugareños es puramente sentimental ya que en ella se encuentra el Santo Patrón de Alcalá de Júcar, San Lorenzo Martir.

 

 

La plaza de toros

Sin duda alguna, la plaza de toros de Alcalá del Júcar es una de las más antiguas de España. Tiene una forma muy peculiar ya que es irregular y se parece a un estadio romano de la época de los gladiadores. En sus orígenes esta plaza se usaba como teatro y como plaza de toros mediante el uso de materiales como el barro, la cal, los cantos de piedra y la paja.

Su ruedo tiene una extensión de 40 metros de diámetro y tiene un aforo para un total de 2.000 personas.

 

 

El puente romano

Ubicado en el centro del pueblo sirve para delimitar muy claramente la parte más antigua de la parte más moderna. Se conoce como puente romano por su apariencia. Un aspecto destacado de este puente es que durante los siglos XIV y XV se acabó convirtiendo en un puerto seco o aduana del denominado Camino Real de Castilla a Levante.

 

 

Iglesia de San Andrés

Si visitas Alcalá del Júcar lo primero que vas a encontrar será la iglesia de San Andrés. Se trata de una iglesia humilde que podrás visualizar nada más subir la cuesta Hondonera y una vez atravesado el Puente Romano. De hecho, la combinación de estos tres elementos es una de las imágenes más destacadas de Alcalá del Júcar.

Esta iglesia tiene forma de cruz latina, formada por una nave central y un crucero. En las naves de la iglesia te encontrarás bóvedas de cañón.

 

 

El Castillo

El castillo es el elemento más llamativo de la zona. Se encuentra localizado en la ladera de la montaña resguardada por un torreón de defensa de la época de los almohades. Presenta un estilo islámico y tiene forma de pentágono con dos torres circulares organizadas en tres alturas. Este castillo fue obra de Juan Pacheco en el siglo XV.

En este castillo se cuentan innumerables leyendas que le dan un aspecto y ambiente muy especial. Muchas leyendas giran en torno a la princesa Zulema, que era obligada a casarse con el moro Garadén y para evitarlo se lanzó desde el castillo.

Como puedes comprobar Alcalá del Júcar es un entorno único para hacer muchas actividades rurales y de aventuras. Podrás encontrar una gran oferta turística ya que el pueblo se ha ido acondicionando debido a la gran cantidad de visitas que recibe. Merece la pena visitar esta región, donde podrás perderte entre casas cueva y castillos haciendo un viaje en el tiempo. 

 

      

Etiquetas
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Arriba Opinión Enviar a un amigo Volver Atrás
C/ Matadero,5
02260 Fuentealbilla - Albacete
Facebook Youtube
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación. Esta página esta optimizada para navegadores Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0.