Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuest

Casas Ibáñez

Casas Ibáñez es uno de las veinticinco pueblos que forman parte de la región conocida como La Manchuela, al noreste de la provincia de Albacete, y es la segunda en población después de Madrigueras. Está situado en la llanura entre el valle formado por dos ríos, el Cabriel al norte, que marca la frontera entre la provincia de Albacete y la provincia de Valencia, y el Júcar al sur. Casas Ibáñez es la capital política de la región.
Los orígenes de Casas Ibáñez se remontan a los antiguos asentamientos de Hoya Gualí, en la Edad de Bronce. También podemos encontrar rastros de civilización ibérica en pueblos cercanos. Bajo dominio romano estas tierras están incluidas en la Hispania Citerior. En la época árabe, la Casa Ibañez estaba escasamente poblada. Siglos más tarde, la reconquista (la reconquista de los chritianos de tierras bajo dominio árabe) fue llevada a cabo por Alfonso X en 1211.
A finales del siglo XIV y principios del XV, las tierras de La Manchuela pertenecían al Señorío de Villena, que incluía Chinchilla, Jorquera, Alcalá del Río y Ves. Jorquera era el municipio más importante y muchos pueblos pertenecían a él: Abengibre, Alatoz, Casas Ibañez, Casas de Juan Núñez, La Recueja, Valdeganga, Villavaliente y Villamalea.
La primera mitad del siglo XVII fue para Casa Ibáñez, un momento de epidemias y emigración. Pero en la segunda mitad hay un crecimiento de la población, con el que podemos asociar la construcción de la iglesia del pueblo.
A principios del siglo XIX, Jorquera comienza a perder su control sobre esta tierra, y con la creación de la provincia de Albacete, Casa Ibáñez se convierte en un centro administrativo y la principal ciudad de la región.
Durante las Guerras Carlistas, Casas Ibáñez sufrieron saqueos e incendios.
Después de la Restauración en 1875, una de las familias más importantes fue la familia Ochando. Uno de sus representantes fue Don Federico Ochando Chumillas (1848-1929), capitán, senador y diputado en términos diferentes, la familia Ochando tuvo una gran influencia en las tierras vecinas como weel, y muchas obras públicas importantes se llevaron a cabo bajo su gestión.
Hoy en día, Casa Ibáñez es un centro administrativo y de servicios que produce cereales, azafrán, oveja, vino y tiene industrias químicas y de alimentos, y materiales de construcción.
Al ser un punto de parada obligatorio en el camino a Valencia, muchas empresas han aparecido para atender a los visitantes y viajeros, y esto también le ha dado a la gente de Casas Ibáñez la reputación de ser hospitalarios y amigables.
El monumento más importante es La iglesia, un edificio de estilo barroco que data de finales del siglo XVII y principios del XVIII.

Para ampliar haga click sobre la imagen.